viernes, 20 de abril de 2012






No soy dueña de tus ganas de besar, ni de los motivos que tendrás para ignorarme.

No hay comentarios:

Publicar un comentario